martes, 7 de febrero de 2012

Mulholland Drive



Mulholland Drive
Director: David Lynch
Año: 2001
Reparto: Naomi Watts, Laura Elena Harring, Justin Theroux y papanatas varios.

Yo por lo general no me suelo meter en camisas de once varas, pero mira, me voy a poner un reto a la altura de Mouth On Fire: Mulholland Drive. Ésta, amigos, es una película que tiene un propósito clarísimo; decirte a la cara que eres gilipollas. Pero gilipollas-gilipollas; lo que viene a ser tonto del culo, vamos. Si al final de la película en vez de créditos hubiera salido un cartel que pusiera “¡Idiota! ¡JAJAJA!.”, así bien grande, me hubiera quedado muchísimo más tranquilo, de verdad. Pero como no sale, me quedo con la duda ¿Seré idiota? ¿Es David Lynch un dios narrativo al que no entiendo por mi estupidez congénita? ¿Son los que alaban esta película semidioses con infinita amplitud de miras? Nunca lo sabré. Pero ojo con el palmarés:

2001: Premios Oscar: Nominada a Mejor dirección

2001: Premios Globos de Oro: 4 nominaciones (Película, director, guión, BSO)

2001: Premios BAFTA: Mejor montaje. 2 nominaciones

2001: Premios Cesar: Mejor película extranjera

2001: Festival de Cannes: Mejor Director (David Lynch). 2 nominaciones

2001: Festival de Toronto: Mejor director

2001: Festival de Sitges: Nominada a Mejor película

2001: Círculo de Críticos de New York: Mejor Película

2001: Círculo de Críticos de Chicago: Mejor película, director, actriz. 5 nominaciones

2001: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor director
2001: National Board of Review: Mejor actriz (Naomi Watts)

2001: Independent Spirit Awards: Mejor fotografía

Pues no lo entiendo, porque de verdad que esta película no hay por dónde cogerla. Nada tiene sentido, cojón. Y aquí sale el Capitán Obvio y me dice: ES QUE NO ES UNA PELÍCULA PARA ENTENDERLA, SINO PARA SENTIRLA. ¡No me digas! Un rodillazo en los cojones también es para sentirlo y no entenderlo, y los dos joden bastante; en eso se parecen. Y a todo esto ¿De qué va? Pues francamente, no lo sé y a estas alturas, me la pela.
Si investigas por Internet, las teorías alcanzan niveles propios de este tío (¡Hay un link! Eh!). Puede que sean dos cosas:
Uno: Lynch no quería que se entendiera y empezó a remover una historia con sentido hasta hacer un rico puré alucinógeno.
Dos: Aquí nada tiene la más mínima lógica y mucho me temo que alguien se está riendo de mí…otra vez. El tema es que apenas hay críticas negativas a esta película por Internet. La gente en general dice como como esta: “Yo…entendí Mulholland Drive a la primera..Etjem, etjem. Es todo una reflexión sobre lo alienada y chunga que está la sociedad, la relación entre el yo y el superyo, así como con parte de las teorías de Jung.” Pero tú y yo sabemos que de listos está el mundo lleno.

El problema de narrar algo, así, al buen tuntún, es que si al final no quieres contar nada consigues una mierda sin par. ¡Objeción!, diréis con énfasis. Si le pones un poco de ganas para contar algo, te sale Reservoir Dogs. ¿Captas, Lynch?. La mera experiencia estética es decir: “¡Ooooh, es tan PROFUNDO….! Capto el significado con mi hipsterómetro.” No me jodas, di que no entiendes ni papa y acabamos antes.

Pero pongo un resumen (que en este caso, sirve de bien poco…) : “Una joven alegre y algo ingenua, Betty, llega a Los Angeles dispuesta a ser una gran actriz , y se aloja en el apartamento prestado por su tía. Allí se encontrará con Rita, una mujer amnésica, única superviviente de un accidente en la carretera de Mulholland Drive. En la misma ciudad, un egocéntrico director de cine ve cómo tiene que someterse a los productores de su película, que le imponen a la protagonista. Las tres tramas se entrecruzarán misteriosa y oscuramente en búsqueda de su identidad perdida, con personajes que se debaten entre el amor y la muerte, entre el éxito y el fracaso”. Jajaja, pobre iluso que te crees que verás un thriller; no tienes ni idea de dónde te estás metiendo. Cada escena es un WTF que supera al anterior. 

El estilo Lynch es este: Escribo una historia por lo general normal, me tomo un chupito de absenta. Recorto el guión en trocitos y los tiro al suelo. Chupito al canto. Los recojo y los pongo encima de una mesa y reescribo lo que salga. Chupitazo y algo de LSD. Incluimos paranoias varias. Una pincelada de ambiente opresivo, música lynchiana y voilá, Mulholland Drive.

Su peinado le dice lo que tiene que hacer.

Básicamente, y para que se entienda: Los personajes están como cabras. No se entiende lo que hacen ni por qué. Muchos de ellos salen una vez o dos como mucho protagonizando subtramas (o películas diferentes, sabe Dios). Todo es muy etéreo, subliminal y agobiante: la música, el ambiente, la fotografía…a eso nada que objetar. ¿El guión? Un jaleo elevado a la enésima potencia. Tramas dentro de tramas, flashbacks que no sabes para dónde van ni si son reales, subtramas de chichinabo, ni tiempo ni espacio…Muy guay para comentar si vas pedo, pero no para ver un domingo por la tarde (por ejemplo). Parece ser que la película es un sueño que va al revés, pero luego no. ¿?

Los personajes (los que salen más de dos veces, vamos…) son:

Rita, la amnésica. Pierde la memoria y parece ser que en realidad se llama Diane, tiene miedo de alguien o de algo y se esconde en casas ajenas a dormir. Está para encerrarla y tirar la llave al mar.
Betty: Alegre soñadora que acabará fatal. Le va el rollo bollo pero no lo sabe. Una papanatas sin voluntad propia.
Adam Kesher: Pusilánime (qué palabra) director que se ve presionado por la Mafia para contratar a una actriz llamada Camilla Rhodes. Le putean todo el metraje pero nos importa un pimiento, porque sabemos que al igual que todos los que lo rodean, su historia no llegará a ningún lado y así es. Se parece a uno de Big Bang Theory.

 Siempre están mirando cosas intensamente 
en esta película.

Y para que veáis que no me lo invento, os propongo un juego. Sí señor, crítica interactiva; aquí en Mouth On Fire estamos subidos al carro de las nuevas tecnologías (ni contador de visitas tenemos ¿Para qué? Íbamos detrás de Megaupload en el ránking, así que hemos subido puestos). Yo pongo una serie de escenas que salen en la peli, y vosotros adivináis cuáles me he inventado. ¿Conseguiré que se me vaya la olla lo suficiente? No lo creo, además no suele quedar bien drogarse en el trabajo. ¿Preparados? Pues ale, coged aire y a leer:

(Aviso: no os vais a enterar de qué va esto..al igual que si vierais la película)

1) Hay por ahí un director de cine que le llaman a una reunión. El caso es que vienen dos productores importantísimos a los que todos tienen mucho miedo; a uno de ellos le han traído el mejor expreso del mundo mundial. Los demás de la reunión están acojonados por si no le gusta, no así el espectador que observa alucinado la “tensión” del momento. Pero ¡Oh! No le gusta. Lo vomita en su pañuelo y grita al aire. El otro productor mira al suelo y murmura: “Es la chica, es la chica…”. Delicatessen. ¡Y ATENCIÓN! Que una de las paranoias que hay por Internet relaciona toda la peli con el consumo de café; ese poderoso lobby que maneja a su antojo nuestro destino.


Esta imagen es lo que mejor define la película. 
Mentalmente, se ve así.

2) Un cartero pasea tranquilamente por una calle de esas interminables de L.A., bitches. Al girar un esquina aparece un paquete perfectamente envuelto en el suelo, que el cartero como es lo suyo lógicamente recoge. Tiene una dirección escrita. Mientras el cartero recoge el paquete, un negro con un parche en el ojo vigila desde un ventanal y susurra por un walkie. El cartero entrega el paquete en la que es la casa de nuestra protagonista. El caso es que dentro hay una oreja cortada…Eh… ¡Referencias dentro de referencias!. Sobra decir que la oreja corta el rollo a nuestras protagonistas.

3) Dos tipos muy raros que sólo salen una vez hablan de idioteces en un bar, con referencias a sueños de por medio (¿Vais captando al amigo Lynch?). Que si yo estaba allí, y tu también, y luego yo no…Yo estaba allí, y me miraba. La tensión en estos momentos es insoportable, creo que me tiraré por la ventana antes que seguir viendo esto. El caso es que se van a dar una vuelta. Rodean el restaurante y detrás de un muro sale una especie de mendigo – monstruo ¡Buh! . Uno se desmaya y pasamos a otra cosa.

  
Mendigo medievo-style.


4) Al director le ponen los cuernos ¡En su propia casa! Se enfada el tío susceptible, y tira las joyas de la amante a un cubo de pintura, consiguiendo de regalo un galleto del nuevo amigo de su mujer, por gracioso. Un poco más tarde descubre que los productores vomitadores de café le han vaciado la cuenta. Pobre hombre. Sin embargo, aparece EL COWBOY. Misterioso personaje que simboliza que el advenimiento del Indie country folk está al caer y nos vamos a cagar. Le dice algo así como que deje actuar a Betty en la peli y funcionando. Pues vale.

5) En un sótano vive una especie de enano con traje dentro de un salón acristalado. El productor del café va a decirle….algo, qué más da. El caso es que este enano tiene que ponerse como una grabadora en el cuello para hablar y soltar incoherencias. ¿Será este el que mueve los hilos? Pues parece ser, pero no sale más en la peli. 

 "Señor Lynch, no tenemos mucho guión que rodar.
¡Pues metamos un enano en un sótano! Soy puro genio."

6) Las chicas se enamoran y folletean alegre y explícitamente en la cama, y ésta escena siempre se comenta cuando se habla de la peli, yo sólo digo: por algo será, eh, eh. A una le da un flush y decide en medio de la madrugada que es hora de ir al teatro. Lo más normal del mundo en medio de la noche; no tengo casi manta, deja de roncar, anda llévame al teatro…. Es una especie de cabaret muy raro donde un presentador les dice que todo es una grabación, un sueño (guiño, guiño). Luego canta una y a estas alturas de película tengo un ojo en la pantalla y otro en el reloj, a ver si queda mucho…

7) La tal Rita está amnésica y en su bolso tiene una caja azul. Supongo que esto es importante, pero está olvidada bastante rato. Se hacen amiguitas Betty y Rita, emprendiendo una absurda investigación para ver quién es ella. Sin embargo, nada parece ser lo que parece ser, que a su vez parece ser lo que tú quieras que parezca ser, pero eh, que está todo clarísimo. Al menos eso creo.
El caso es que en un ¿Sueño? ¿Realidad alternativa? el alter ego de Betty pide a un asesino que mate al alter ego de Rita, y éste le da la caja. Al final acaba en manos del mendigo monstruoso que la usará para guardar papelinas o algo similar…
Tira la caja azul al suelo dentro de una bolsa de papel. De ella salen dos viejos en miniatura andando a cámara rápida (volved a leedlo, sí sí). Los viejos en miniatura se cuelan por debajo de la puerta de la casa de Betty, que obviamente no se lo esperaba. Crecen y la acosan riéndose por el pasillo, cosa que pone histérica a Betty, se cae en la cama y se pega un tiro. Se acabó la peli.


La llave del maletero de la Entreprise tiene todas 
las respuestas.

En realidad a todos nos importa un carajo que se pegue un tiro o no, puesto que tampoco sabemos si es real lo que estamos viendo o es una inmensa broma cósmica. Que tenga explicación esta película, es probable. Que sea comprensible, ahí ya está claro que no. Si eres un modernillo, defenderás a Lynch sobre todas las cosas, que para eso lo puso ahí la Madre Naturaleza, para crear clases sociales donde no las había.

En resumen, Mulholland Drive queda muy bien para decir que la has visto, pero como te toque defenderla…no saldrás del binomio bonita-inquietante. Pero ¡Eh! Que Lynch defiende que es una película “extremadamente lineal”. Macho, extremadamente lineal puede ser, yo qué se, Acero Puro o Rambo 2, pero no esto. Quizá esta crítica me haya quedado excesivamente reducida para lo que viene a ser Mulholland Drive, pero creedme cuando os digo que es muy, muy difícil que os guste esta película. Lynch debería pasarse al videoarte sin más que seguro que ahí estará muy contento y feliz. Al fin y al cabo, si no haces películas para que se entiendan lo más mínimo ¿Para qué las haces? Y aún digo más: ¿Quién te da la pasta para hacerlas?, y me atrevo a añadir ¿QUÉ TE FUMAS?

Lo mejor: Mal que me pese, actúan todos muy bien, la música está bien y la fotografía está bien. La escena de cama está MUY BIEN, las cosas como son.
Lo peor: Sin Jack Daniels no se aprecia la película en toda su esplendorosidad.
Conclusión: De las mejores peores películas de la Historia del cine.

10 comentarios:

  1. otra mierda del creador de Cabeza Borradora (por favor, hazte una crítica de esta XD), el film más irritable y horrendo jamás creado... y algún gafapasta chupapollas dirá que es un genio... sí troleando a la gente, como en esta peli, que reconoció que no tenía ningún sentido, con lo que todos los críticos de mierda que se corrieron con la peli, y que además buscaban sentidos románticos, hipercreativos... se encontraron de frente con la realidad, una peli sin sentido. Siempre hay mucha mierda en el arte, sólo hay que saber venderla.

    ResponderEliminar
  2. Es que, en serio, esta película es un tripi que a fuerza de querer parecer misteriosa, acaba aburriendo mucho. Y eso es porque llega un momento en el que sabes que da igual lo que veas, no lo vas a entender. Más o menos como Lost.

    ResponderEliminar
  3. Me ha hecho mucha gracia lo del rodillazo en lo huevos stop Vaya forma de liarse a palos verbalmente con Lynch stop Buena crítica Dr stop final

    ResponderEliminar
  4. Esta visto que lynch no entra en este blog....

    ResponderEliminar
  5. Para el Dr.Strangelove,

    He leído su crítica de cabo a rabo,demasiado larga por cierto.Y una sóla cosa me ha quedado clara:Que has visto otra película con el mismo título.

    Toda la peli es una historia onírica,un puzzle revuelto al que le faltan piezas cuando lo ordenas.Sólo las mentes simples necesitan todas las piezas para poder comprender...O quizas no.No todo tiene que tener sentido.Le traslado a Buñuel y a otras del mimo Lynch.
    Un servidor disfruta de estas películas como de las de Bruce Lee o el Dr.Jones,me dejo ir y sorprender.
    Quizás le falte al respeto llamándole mente simple,pero usted nos falta al respeto a todos los que nos ha gustado esta película sugiriendo que somos pedantes,artificiosos y autosuficientes.De todas maneras le aconsejo un segundo visionado,y que cuando lo haga no olvide el "teatro de la vida".Silencio,silencio...

    ResponderEliminar
  6. Querido lector, me tendrás que reconocer que Lynch se dispersa demasiado. Está en la delgada línea entre cine y video arte. Yo no he visto esta peli suya, pero por lo que leo se le critica desde el punto de referencia de cine puro. Típica intro-nudo-desenlace. Ya se que no tienen que estar todas las piezas, pero aquí faltan demasiadas y mucha gente se siente muy perdida viendo sus películas. Estoy seguro de que la has disfrutado, pero para el espectador medio Lynch es una especie de ente tan sólo alcanzable por unos pocos (como dice Dr. Strangelove) "pedantes".
    Como principal partícipe de este blog, se que a veces nos sobramos con las películas y, a veces, con su público. No nos lo tomes a mal, como yo mismo reconozco estas son "las críticas con más prejuicios y peor fundamentadas".
    Además, me prometí a mí mismo en la crítica de "Ghost Rider" que intentaría criticar películas grandes y así es imposible no ganarse enemigos (no es la primera vez que digo esto). Qué fácil sería si sólo nos reímos de Steven Seagal!
    Aún así me alegro que nos leas y comprendo que no siempre se esté de acuerdo! No veas la de palos que me caen cuando hablo de Tarantino!
    P.D. El Dr. Strangelove hace tiempo que no se pasa por aquí el sinvergüenza... y coincido en que la crítica es demasiado larga.

    ResponderEliminar
  7. por dios, todo lo q escribes es una abominacion, quisas deberias ir al cine a ver peliculas que si entiendas como shrek por ejemplo.. asi no terminas con dolor de cabeza.. silencio-silencio.

    ResponderEliminar
  8. Posiblemente, en cuanto guión, manera de contar una historia, innovación en su campo y profundidad de personajes, Shrek le da vueltas a Mulholland Drive.

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha parecido fabulosa, creo que es un tanto complejo entender todo lo que hace Lynch en sus películas pero con sus actores predilectos como Justin Theroux lleva a cabo un sinfin de ideas que a mi me fascinan.

    ResponderEliminar