miércoles, 25 de junio de 2014

Nymphomaniac vol. 2


Si sois cinéfilos, ved Nymphomaniac. Pero sólo si sois gente normal y con sentido del humor. Si sois el típico cinéfilo pesado e intelectual no la veas porque te vas a cabrear. Hacedme caso.
Ahora, para el que no tenga intención de biengastar cuatro horas de su vida, aquí os resumo la segunda parte de la excitante vida de Joe, nuestra ninfómana favorita.

Nos situamos. En el volumen 1 nos encontrábamos a Joe "CamaRevuelta" que había sido acogida en el hogar del buen samaritano Seligman. Ambos mantenían una monótona conversación centrada en los vaivenes sexuales en los que Joe participó durante su juventud.
En esta segunda parte, Joe "FaldaLoca" nos relata sus magreos más recientes. Ojito que vienen curvas.

Joe "TiroAMatar" ya es adulta. Ya no es la chiquilla inocente que se cepillaba a propios y extraños. Ahora va en busca de nuevos retos. Guerras de sables con negros o iniciarse en el sadomasoquismo son algunos de ellos. Pero esto ya no llama la atención al espectador. Ya estamos aburridos de ver al chocho de Joe hacer malabares. Es por eso que Lars decide dar un vuelco al guión: Joe quiere desintoxicarse del sexo.

A estas alturas de la vida, Joe "NalgasAzotadas" tiene un hijo (oh! Sorpresa). Un precioso niño que, obviamente, es totalmente incompatible con los horarios pendencieros de su madre. Aún así, Joe "MadreDelAño" en lugar de buscarse una niñera, prefiere dejar al niño solo en casa mientras ella sale a que la apliquen una suave sesión de sado. Hasta que un dia, susto. El niño se levanta de la cama y Lars decide hacer un homenaje a otro filme suyo.
Total, que Joe "laArrepentida" decide ir a los típicos grupos de autoayuda. Pero vamos, la cabra tira al monte y poco le dura la desintoxicación.
En lugar de eso, Joe "Emprendedora" decide hacer algo útil con su problema. Joe se mete a cobradora de deudas. Como lo oís. Igual que Rocky antes de ser boxeador.
Joe "LaFustigadora" aplica años de conocimientos sadomasoquistas para torturar a los deudores. A estas alturas a Lars Von Trier ya se le ha ido la olla por completo. Ver a Joe "CobradoraDelFrac" junto con su banda de matones azotando el culo de un pobre hombre para que pague es un espectáculo digno de ver.
Pero por si faltaba algo, Joe decide "adoptar" a una sucesora para que siga con el negocio del cobro. Una niña con una oreja más grande que otra pero muy avispada. Obviamente Joe "LeDoyATodo" y la niña de la oreja se frotan de vez en cuando.

A todo esto, Seligman (el señor al que Joe le cuenta la historia, por si se os ha olvidado) continúa con sus referencias de listo y su actitud de "todo lo se y de todo entiendo".

Así, llegamos AL FINAL. Con mayúsculas. A mí normalmente me la suda y suelo contar todo, pero en este caso haré una excepción. De verdad, hay que verlo. Todo lo que diga yo aquí quedará irreal. Sólo adelanto que satisface todas mis expectativas y resolvió mi gran duda de: ¿Habrá lío entre Joe y Seligman? Fin.

Lo mejor: El final. Mágico. Penoso. Todo a la vez.
Lo peor: Te has quedado con todas las ganas. También es posible que yo sea un exagerado y mi criterio dudoso, pero lo que es innegable es que Lars sabe (o no, según se mire) cerrar una película.
Conclusión: Yo estoy enfermo. Al igual que Joe. Me trago lo que sea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada