martes, 12 de enero de 2016

Resumen 2015 (parte 2/2)



Seguimos para bingo.

Magical Girl. Tanto se habló de esta película (del 2014) que fui a un pase especial, con coloquio después con los actores y todo el rollo. Lo único que me quedó claro es que vamos aprendiendo. Pero no a hacer cine, si no a venderlo. Rodamos las mismas mierdas pero las publicitamos a todas horas. Hemos necesitado décadas para entender que un buen marco dignifica cualquier mierda. ¿Os suena 8 apellidos vascos?

Ant-Man. Claro ejemplo de lo que comentaba antes. Una campaña de marketing espectacular para que todos vayamos a ver a uno de los superhéroes más chorras. Tenemos lo que nos merecemos.

Amy. CasadeVino. Pues eso, el documental. Lágrimas y alcohol a partes iguales, mejor que Callejeros. Documental del año.

Mientras seamos jóvenes. Ben Stiller (50) conoce a Adam Driver (30), un jóven con el que revive su juventud perdida. Todo son risas hasta que comienzan los clásicos choques generacionales. Los problemas se agravan cuando el díscolo treintañero se descubre como la persona que realmente es, un codicioso y malvado aprendiz del lado oscuro, Kylo Ren.

Al revés. Una niña está al borde de sufrir un brote psicótico, pero como es de Pixar, nos lo tomamos a risa. Top 5 del año.

El Club. La película perfecta para poner en la clase de religión de un colegio de curas. Es chilena, y en ocasiones no me enteraba ni por donde me pegaba el aire. Me debió pillar en una tarde mística porque también la incluyo en el top del año.

Taxi Teherán. Decir que esta película es lo peor que he visto este año no queda bien. Rebajaría mi nivel intelectual y daría una impresión de no entender las dimensiones culturales y políticas que rodean este film del aclamado y conocidísimo Jafar Panahi. Así que diré que es muy buena, muy amena e interesante. Jafar actúa muy bien y no se le ve nada forzado. Su hija no es para nada la niña más repelente de todo Irán, la trama está muy bien hilada y el ritmo es impecable.

Paranormal Activity. Ghost Dimension. Salgo de ver una película iraní en V.O. y me meto a ver Paranormal Activity 6. Así soy yo.

Regreso al Futuro 3. Llegué 25 años tarde al estreno, pero llegué.

Irrational Man. Woody Allen rueda con el piloto automático puesto.

Black Mass. Película de malotes que me recuerda en ocasiones a "Uno de los nuestros". Vale la pena por ver a Johnny Depp calvorota.

Los Intocables de Eliot Ness. ¿Que esta película no es del 2015? Pues me han timado.

El Clan. Viene a ser como si Antonio Alcántara en versión argentino se convierte en un secuestrador de medio pelo.

Marte (The Martian). Me leí el libro antes y me preguntaba cómo sería capaz Ridley Scott de adaptarla. No puedo ser objetivo, pero hecho en falta más penurias y dramatismo. Matt Damon se lo pasa demasiado bien en Marte. Aquí quedo como un señor diciendo: "Me pareció mejor el libro". Pum, en tu cara.

Slow West. Western hipster. Fassbender friendzone. Hander Morning.

Star Wars VII. Qué mejor que acabar el año con Star Wars en 3D a todo trapo.

Hasta aquí una mínima muestra de lo que nos ha traído el año en pantalla. Faltan muchas, muchísimas, buenas y malas. Pero oye, a una media de 8 €, ya está bien.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada