martes, 31 de julio de 2012

El Caballero Oscuro. La leyenda renace


Batman ya tiene su trilogía propia. Después de las mierdacas que se han hecho a su costa (incluida la del pingüino de Tim Burton), Christopher Nolan ha tenido la decencia de poner al Caballero Oscuro en el Olimpo de los superhéroes. Y es que esto no es sólo la historia de Batman. Es la historia de Bruce Wayne.  La historia de un millonario desdichado y misterioso. Un personaje infinitamente más interesante y profundo que cualquier superhéroe que haya pisado una pantalla de cine. Pobre Bruce.

Lo que pasa es que los fans de Batman son unos paletos (y la gran mayoría también son feos) y ven poco cine. Y eso Nolan lo sabe. Así que se ha tenido que mover en la delgada línea de "historia profunda, humana y épica" y "superhéroe salva la ciudad a base de hostias y explosiones".
Así felices todos. El consumidor habitual de cine se contenta con una historia interesante aderezada de puñetes. En cambio el consumidor de películas de superhéroes flipa: Batman contra malos malísimos, artilugios, explosiones, culos apretados en cuero, fuegos artificiales y todo con el toque épico que le da la historia de Wayne. Así tenemos al sobrevalorado Caballero Oscuro en el Top 10 de IMDb.

He de decir que la trilogía está bien cerrada. Batman nace para luchar contra la injusticia y salvar a Gotham de su decadencia. En la segunda se convierte en un mártir que ha de hacer su trabajo en la sombra y en esta tercera Batman renace para devolverle la esperanza a su castigada ciudad y obtener el reconocimiento de sus sucios habitantes.
Pero "La leyenda renace" tiene el peso de tener que ser buena película por sí sola (que para eso he pagado ocho eurazos) y de servir de cierre de saga.


-La leyenda renace, película por sí sola. Decente pero nada innovadora. La película se convierte en lo de siempre: superhéroe que salva la ciudad, pero mejor rodado. En este caso el malo es un calvorota con máscara de gas llamado Bane. Gracias a mi amigo y colaborador Dr. Strangelove, supe que Bane ya salía en la payasada "Batman y Robin" de 1997. Hacía de lacayo retrasado de Uma Thurman, así que aquí recupera su dignidad. Bueno pues aquí Bane quiere destruir Gotham porque sí. 
Después de unas cuantas películas, me da la sensación de que Christopher Nolan no es el gran mago del celuloide que nos venden. Lo primero es que alguien debería decirle cuando parar de rodar escenas de acción. Además he notado serios problema de montaje, con una desproporción de ritmos preocupante. Pero bueno, tampoco he venido aquí a hacerme el listo.


-La leyenda renace, cierre de trilogía. Una cosa queda clara, Christopher Nolan es un mierda. Dicho esto empiezo a destripar el final, así que si no has visto la peli, mejor no sigas leyendo.
SPOILER----------
El amado Christopher Nolan podía haber cerrado la trilogía con dos cojones. El vanagloriado Christopher Nolan podía haber matado a Batman. Pero el puto mierdas de Christopher Nolan se cagó. Podía haber cerrado su trilogía de la forma mas épica posible. Se podía haber asegurado que nadie volvería a tocar a su Batman. Su Caballero Oscuro podía ser una leyenda que vivirá eternamente... pero no. No lo mata. Lo salva de una forma patética. Le da un final ñoño y previsible. Y lo que es peor, nos presenta al nuevo Robin. Una puta basura que servirá para que algún director de pacotilla se haga otra peli de Batman como esa en la que salía Jim Carrey en mallas. Luego lloraremos, pero recordad que fue culpa del usurero Christopher Nolan, que no termina las cosas como hay que terminarlas.
FIN de SPOILER----------

Lo mejor: Ya no sale la mujer de Tom Cruise y la han cambiado por Anne Hathaway.
Lo peor: Anne Hathaway está metida con calzador. Una especie de Catwoman a la que odiarás y cuyo papel en la película es sobrar.
ConclusiónChristopher Nolan ha caído en las poderosas redes del pasteleo Hollywoodiense.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada